En unas recientes investigaciones realizadas por una universidad de Israel (Hafi) en colaboración con un laboratorio de Sueño de Tel Aviv, se ha encontrado un método para mejorar la fijación memorística de los recuerdos y la destreza. ¡Increíble pero cierto, echarse una buena siesta de 90 minutos! a mitad de tarde.

Los investigadores han estudiado cierta habilidad en un grupo de sujetos para repetir ejercicios consistentes en una secuencia a realizar con los dedos.

Para llevar a cabo este estudio, se dividió a los participantes en dos grupos, uno de ellos aprendía la secuencia y se echaban la siesta de 90 minutos, el otro grupo por el contrario permanecía despierto.

Los resultados sorprendentemente mostraban mejoras significativas en el grupo que había dormido a media tarde a la hora de realizar correctamente el ejercicio.

No obstante, al parecer los resultados en destreza se igualaban tras una noche de sueño normalizado en ambos grupos, por tanto según el responsable del estudio se demostraba que la siesta a media tarde promueve la aceleración y mejora del desarrollo de las habilidades que requieren cierta destreza.

Posteriormente en otra investigación realizada en la misma universidad se observó que además de la destreza también se acelera mediante el sueño la consolidación de la memoria.

Ya hemos comentado anteriormente el efecto de la interferencia en ciertos aprendizajes. Pues bien, según el estudio, si en un mismo día aprendemos dos destrezas, habilidades o conocimientos diferentes, según el efecto comentado, el segundo aprendizaje interfiere en el primero, excepto, y esto es lo importante del estudio, si entre un aprendizaje y otro dormimos durante 90 minutos.

Realmente la importancia de este descubrimiento radica en que con ello se puede avanzar en la búsqueda de métodos para conseguir más rápidamente la consolidación de la memoria a largo plazo especialmente en adultos, aunque dichas investigaciones no hayan conseguido comprobar cuál es el mecanismo del sueño encargado de obtener estas mejoras, si han conseguido relacionar los beneficios de una siesta plus con la mejora de la memoria.

Con este artículo ya saber algo acerca de cómo mejorar la memoria.