Seguro que lo que te voy a contar aquí te suena y has vivido algo semejante. Te vamos a explicar cómo funciona la memoria.

Además de las estrategias de recuperación caracterizadas por las “iteraciones concéntricas” (lo podemos llamar “tirar del hilo”) de las que hemos hablado en un artículo anterior, existen otras estrategias deliberadas de recuperación de historias, entre las que se encuentra una de las que con más frecuencia se pone en marcha en el funcionamiento normal de un individuo.

La diferencia principal con la anterior (iteraciones concéntricas) es que la dimensión principal sobre la que gira, es el flujo temporal de los acontecimientos, es decir, que la forma más habitual de recuperación en este caso es que los acontecimientos están necesariamente ordenados en una secuencia.

Existe acuerdo entre los psicólogos en que cuando utilizamos este tipo de estrategia de recuperación, el recuerdo está organizado por esquemas de secuencias de sucesos o guiones, aprendidos a lo largo de la vida del individuo.

Por ejemplo, los elementos básicos de una historia cuyo argumento consiste en la celebración de una comida en un restaurante, puede ser enunciados por cualquier miembro adulto: entrar, saludar al camarero, tomar asiento, mirar la carta, pedir la consumición, comer, mantener una conversación, pedir la cuenta, pagar, despedirnos y salir del restaurante.

Este esquema o guión de una historia similar contiene los mismos elementos o parecidos por lo que cualquier desviación hará que la historia resulte distintiva, pero en cualquier caso la narración de la historia narrada o recordada mantendrá una organización jerárquica secuencial que está implícita en el esquema.

Estos esquemas de acontecimientos los aprendemos en el proceso de socialización ya sea a partir de otros miembros de la sociedad o con nuestra interacción directa con los propios acontecimientos.

Precisamente porque esta secuencia de elementos se quedan muy bien aprendidas, casi indelebles, tienen por lo tanto un gran poder para generar de forma casi automática las historias y ello permite la construcción organizada de recuerdos sin tener que recurrir a la improvisación.

Por favor déjame tus comentarios o preocupaciones, así podré darte una ayuda o consejos más personalizados. Aquí, en tu web de cómo mejorar la memoria.